La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en sesión ordinaria celebrada el pasado miércoles 6 de julio de 2016, resolvió por unanimidad, conceder el Amparo y Protección de la Justicia de la Unión al contribuyente que promovió el amparo en revisión 1287/2015, en contra del anexo 24 de la Resolución Miscelánea Fiscal de 2015 y del artículo 53-B, fracción IV, segundo párrafo, del Código Fiscal de la Federación, vigente hasta el 31 de diciembre de 2015.

El anexo referido, establecía los lineamientos técnicos necesarios para la generación de archivos XML con los que se remitirá la información contable a la página de internet del SAT, sin embargo, la SCJN consideró que dicho anexo viola los principios de legalidad y seguridad jurídica, ya que son formulados por un particular ajeno a la relación jurídico tributaria, los cuales incluso no se encuentran redactados en idioma español.

Por lo que toca al artículo 53-B, fracción IV, segundo párrafo, del Código Fiscal de la Federación, vigente hasta el 31 de diciembre de 2015, la SCJN declaró inconstitucional el citado precepto legal, porque establecía que las cantidades determinadas en la preliquidación se harían efectivas a través del procedimiento administrativo de ejecución, lo cual, viola el derecho fundamental de audiencia que consagra el artículo 14 constitucional, toda vez que esa propuesta no constituye un requerimiento formal de pago, cuya inobservancia dé lugar a su ejecución inmediata.

Por otra parte, la Segunda Sala en la misma sesión de ayer, también desestimó los diversos argumentos expresados en amparo en revisión 1287/2015, enderezados a demostrar que las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas que regulan lo atinente al buzón tributario, así como a la contabilidad y la revisión electrónicas, son inconstitucionales.

Determinó que las normas administrativas que atienden al buzón tributario, establecen un modelo de comunicación entre la autoridad hacendaria y los contribuyentes, compatible con el orden constitucional, mediante el empleo de nuevas tecnologías en materia de comunicación e información, de manera que su regulación es clara, y no produce ninguna afectación arbitraria y facilita el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, agilizando los procesos de recaudación y comprobación.

Luego entonces, sostiene la Segunda Sala de la SCJN, que la actividad de la autoridad hacendaria al revisar la información y documentación que obra en su poder porque le fue remitida electrónicamente en cumplimiento de las disposiciones fiscales, no constituye un acto de molestia, en virtud de que hasta en tanto no le haga saber al interesado la existencia de alguna irregularidad, no restringe derecho alguno de los contribuyentes, pues permite revisar su situación fiscal sin generar las consecuencias y afectaciones propias del ejercicio de otras facultades de comprobación, como lo son, la visita domiciliaria o la revisión de escritorio.

En este sentido, todas aquellas empresas que interpusieron demanda de amparo, y que actualmente cuentan con la suspensión provisional o definitiva de los actos reclamados, seguirán gozando de los efectos de dicha suspensión, hasta en tanto se dicte la sentencia definitiva en cada asunto.

En síntesis, habrá que esperar a que el SAT se pronuncie sobre este tema para conocer la manera en que los contribuyentes, que acudieron al amparo y que cuentan con la suspensión antes mencionada, actuarán en relación con el envío de la contabilidad electrónica a través de la página de internet del SAT.

Atentamente,

Lic. Karla Ivonne Zarate Jara
Legal Manager Baker Tilly México, S.C.  
T: +52 (55)7589 0551
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.